Archivo para Nollywood

NIGERIA COME DEL CINE

Posted in Producción with tags on noviembre 29, 2010 by JJMercado

Parece una broma, pero no lo es. Resulta que en Nigeria, después de la agricultura, la fuente de empleos más importante del país es… el cine!! Nollywood, como se ha dado en llamar el fenómeno, emplea ya a más de un millón de personas en todo el país (sólo en producción y distribución), produce unas 2000 películas y mueve alrededor de 200 millones de dólares al año, convirtiéndose así, tras Hollywood y Bollywood en la tercera potencia cinematográfica mundial.

Además, por increíble que parezca, todo ello se ha conseguido sin ningún tipo de ayudas gubernamentales, sin ningún ministerio encargado de “promover” la cultura nacional y sin ninguna academia oficial encargada de premiar a los amigos. Allí resulta que los empresarios invierten dinero y los profesionales lo administran a fin de obtener beneficios sin considerarse ninguna casta exclusiva a la que haya que “proteger” o “incentivar”.

El coste medio de una película varía de los 15 a los 100 mil dólares y hay rodajes que no llegan a las 2 semanas. Y todo gracias, primero, a una industria dedicada en cuerpo y alma –la necesidad hace virtud- a economizar al máximo sus recursos; segundo, a unos actores profesionales adaptados a las circunstancias; y tercero, a unas nuevas tecnologías digitales que hacen de todo ello algo fácilmente posible.

La distribución (ya se ha dicho que en todo el país parece ser que no hay más que una sala de cine) se basa fundamentalmente en la venta directa de DVD´s y el visionado de las mismas a través de la TV, que ofrece un canal exclusivo para estas producciones gracias a la empresa South Africa Multichoice.

Actualmente, muchos productores, afianzados ya firmemente a nivel nacional, empiezan a soñar con saltar las fronteras continentales tomando como ejemplo lo que Bollywood hizo con “Slumdog Millionaire”. No me extrañaría que lo consiguieran pronto. Sería un premio justo y haría de este ejemplo práctico un modelo a seguir por parte de las atrofiadas industrias europeas. Un ejemplo que, sin duda, obviarán para seguir lloriqueando.

Anuncios