Archivo para ley sinde

LUCÍA ETXEBARRÍA VUELVE A PERDER (Y ARCADI SE RETRATA)

Posted in Derechos de autor with tags , , , on febrero 22, 2011 by JJMercado

Anda el panorama periodístico (o columnístico) metido en broncas. Ya era hora. Se echaban de menos los antiguos dimes y diretes entre los unos y los otros. El penúltimo movidón, al que ya aludimos por aquí hace no mucho, vino a de la mano del bueno de Arcadi Espada (el pirata jefe de las sociedades de gestión y maestro de los de “con sangre entra” del periodismo patrio). Dispuesto a darle una lección inolvidable al bueno de Javier Cercas (que había biendefendido el uso de la mentira en la escritura), no se le ocurrió otra cosa que dedicar su columna a una inventada redada en un puti madrileño que habría dado con los huesos del bueno de Cercas en la cárcel. Mentira, claro. Pero todo vale si de dar lecciones se trata. Ahora le entendemos mejor cuando nos habla de datos sobre el daño que internet infringe a la cultura y la necesidad del castigo a la francesa que merecen los internautas particulares. David Gistau, por cierto, trató el tema estupendamente en su columna de El Mundo.

Pero la última movida ha tenido lugar entre la buena de Lucía Etxebarría y Enrique Dans. Es verdad que ha tenido menos gracia, teniendo en cuenta la enorme diferencia de nivel que hay entre ambos. El caso es que la Luci vino a dárselas de lista con el tema de la Ley Sinde. Quiso instruir al personal desde las páginas de un diario gratuito acerca del tema lanzando una especie de diez mandamientos (que eran doce) con los que trataba de dejar clara la necesidad de protección de los prohombres/promujeres de la kultura y de castigo para los malditos empresarios que se lucran en internet. Pero no pudo ser. Porque la buena de Luci no dio ni una, tal y como se encargó de demostrar Enrique Dans desde su blog. No contenta con eso, Luci respondió desde su Facebook (no escarmienta) de la mejor manera que sabe: plagiando, una vez más. Qué pena de chica. Con lo que se esfuerza, la pobre.

Anuncios

ANONYMOUS PIENSA ESTAR EN LOS GOYA

Posted in Cine en español, Noticias de cine with tags , on febrero 13, 2011 by JJMercado

Dentro de unas horas, a las puertas del Teatro Real de Madrid, la gente de Anonymous tiene pensado concentrarse para “hacer ruido” contra “la LEY SINDE y contra aquellos que nos llaman ladrones”. Hacen bien y estoy moralmente con ellos, pese a que mi natural vagancia me haga movilizarme hasta allí. Afortunadamente, no todos son como yo y en la lista de apuntados hay incluso gente de fuera de Madrid. Veremos si consiguen el ruido planeado. Ojalá. Ya que no es nuestra fiesta, que al menos se les chafe algo la suya.

Porque lo hemos repetido aquí mil veces. Por encima de triquiñuelas legales y debates fariseos sobre la técnicamente mal llamada Ley Sinde, el motivo fundamental por el que oponerse a tan estúpidas medidas es su colosal ceguera e ignorancia acerca del mundo real y el futuro inmediato. No pueden ponerse puertas al campo. Compartir no es robar. Uno antes compartía sus cintas de vídeo o audio con sus colegas de clase. Hoy, gracias al tremendo avance tecnológico que no ha hecho más que empezar, la gente puede compartir sus archivos con millones de personas desde sus propios ordenadores. Oponerse a esto es oponerse al progreso. Querer sacar tajada obligando a la gente no hacer uso de se libertad es como aquellos fabricantes de velas que trataban de obligar a la gente a no comprar bombillas para mantener sus negocios. Peor  aún, como decía Bastiat, como si tratasen de obligarnos a cerrar las persianas de nuestras casas por la insoportable competencia que frente a ellos suponía la luz solar. La Ley Sinde quiere que cerremos las persianas para seguir que ellos puedan mantener la misma línea de negocio que tenían desde hace más de un siglo.

Por otro lado, nos llaman piratas a quienes orgullosamente traficamos con archivos en internet. Quizá uno se haya dejado llevar por una horrible conspiración mundial contra los piratas, pero la impresión general es que eran malos, que atracaban barcos más débiles para robarles el dinero para sufragar después con él sus propios caprichos. ¿Es eso lo que hacemos los internautas? Yo creo que no. Antes al contrario, hay que mirar a otro lado cuando uno oye hablar de abuso de poder, robo de dinero y pago de caprichos porque, ¿no es eso lo que define perfectamente el sistema de subvenciones públicas sobre el que pivota el cinespañol?, ¿no recurren al brazo estatal para que robe literalmente dinero a los ciudadanos y lo use después para que unos cineastas a los que nadie quiere ver (ni descargarse sus películas gratuitamente, por cierto) puedan pagarse sus cintas? Pues eso. Que ellos son los piratas y que ojalá los Anonymous les aturdan al menos los oídos.

¿QUÉ CELEBRA HOY EL CINESPAÑOL EXACTAMENTE?

Posted in Cine en español with tags , on febrero 13, 2011 by JJMercado

Hoy es la Gala de los Goya, la gran fiesta del cinespañol. O del fracaso del cinespañol, mejor dicho, aunque aquí lo celebremos igual. Porque así somos en España y así son los hombres, mujeres y viceversa del cine patrio: ellos se lo guisan y ellos se lo comen. Nadie ha ido a ver sus películas, nadie conoce ni los títulos que han acaparado nominaciones y ellos se juntan entre todos, se premian, se besan y terminan tan contentos. Pues vale. O no tanto.

Porque en el año de la Ley Sinde, en el año en que han sido capaces (que también tiene su mérito) de perder 38 millones de euros y 7 millones de espectadores respecto del año pasado, en el año en que hasta ellos mismos han salido tarifando con sus dimes y diretes, el año en que el presidente (o ex, hoy héroe nacional) ha sido el más nominado junto a su vicepresidenta en segundo lugar (al menos respetan las jerarquías) creo que va a dar especial grima verles, en un hercúleo alarde de hipocresía, celebrando su fiesta.

Afortunadamente, ya no engañan a nadie. Este mismo fin de semana empezaban ya a salir a la luz en prensa (¿será verdad la conspiración mediática en su contra?) los datos que venimos manejando en el blog desde hace unos meses. La Razón se atrevía incluso a diagnosticar las causas. A saber: excesivo volumen de producción, subvenciones, cine de autor, el divorcio entre los festivales y el público, el escaso poder de atracción del «star-system», la superposición de estrenos y la ausencia de 3D. En mi opinión, es un análisis algo torpe. Podría haberse ahorrado casi todas las razones simplemente citando el intervencionismo brutal al que está sometido. Éste es el que provoca la utilización de dinero público (más de 80 millones), el descompensado volumen de producción, el solapamiento de los casi 150 estrenos en los 54 fines de semana del año y la ausencia de riesgo de la escasa calidad, los caprichos de autor y el desprecio al marketing. En cuanto al uso del 3D, casi mejor que se quede en casa. Sólo pensar en el cafrerío nacional metido a derrochar millones en un nuevo modelo de producción que desconocen por completo (que se lo pregunten a Segura) y el posible resultado del producto da escalofríos.

Lo que sí resulta interesante del artículo de La Razón es la lista del top ten de fracasos del año (ténganse en cuenta dos cosas: que sólo una parte de esa recaudación llegará al productor y que el precio de la película supera, en algún caso con creces, los 2,5 millones en cualquier caso):

1. «Io, Don Giovanni», de Carlos Saura. 23. 285 euros; 2. Elisa K», de Jordi Cadena y Judith Colell, 35.686 euros; 3. «La mujer sin piano», de Javier Rebollo, 55.418 euros; 4. «Luna caliente», de Vicente Aranda, 74.529 euro; 5. «La mosquitera», de Agustí Vila, 87,291 euros; 6. El cónsul de Sodoma», de Sigfried Monleón, 315. 280 euros; 7. «Nacidas para sufrir», de M. Albaladejo. 396. 731 euros; 8. «Habitación en Roma», de J. Medem, 514.908 euros; 9. «Amador», de F. León de Aranoa. 626. 673 euros; 10. «Didi Hollywood», de Bigas Luna, 721. 373 euros.

Esto es lo que recauda gente como Carlos Saura, Vicente Aranda, Bigas Luna, Albadalejo o Fernando León. Mejor no imaginar lo que recauda un joven principiante. Claro que habrá quien piense que probablemente estos ya no están de moda y que de hecho muchos de ellos ni tienen nominaciones a los Goya de esta noche. Muy bien, cojamos las dos principales nominadas de esta noche y veremos cómo Balada triste de trompeta, con los siete millones de euros que costó y su premio en Venecia bajo el brazo ha recuperado menos de 2,5 millones (datos de taquilla: recuérdese que sólo parte irá al productor). Por su parte Bollaín, con su También la lluvia y su selección para representarnos en los Oscar, vemos que ha recuperado apenas 3 de los más de 5 millones de euros de coste.

Así que, con todo esto, ¿qué carajos van a celebrar estos tipos esta noche? Y, por cierto, ¿cuánto nos va a costar la fiesta?

SINDE DIXIT

Posted in Derechos de autor with tags on enero 27, 2011 by JJMercado

Menos mal que al final ha dicho ella lo que desde hace tiempo venimos diciendo muchos…

DE LA IGLESIA Y SU MUTIS POR EL FORO

Posted in Derechos de autor, Noticias de cine with tags , on enero 26, 2011 by JJMercado

Que no estaba muerta, que no… La Ley Sinde vuelve como sólo pueden volver este tipo de cosas. Llenas de la inmundicia propia de quienes se encargan de llevarlas a cabo. Porque inmundos son los que se sacaron el maldito texto de la manga, pero más aún quienes se llenaron la boca de críticas absurdas para ganarse el aplauso del personal y ahora, a cambio de unas ridículas modificaciones, se han decidido a estrechar la mano de quienes ayer eran poco más que demonios. Mala, pues, es la Sinde y su PSOE. Pero peor aún es gente como el popular José María Lasalle (que presumiblemente se paseará por los pasillos del poder en poco tiempo). ¿Son conscientes quienes se llenan la boca con la palabra “consenso” de que nada bueno puede salir de un acuerdo entre los dos únicos partidos con aspiraciones serias de mandar?

Como resultado del pacto, Álex de la Iglesia dice que después de la gala de los Goya, dimite porque no esta ley no es capaz de convencer ni a los creadores ni a los internautas. Pese a la ovación general que el director ha recibido en toda clase de foros, no termino de ver clara su postura. Si esta nueva propuesta le parece mala, es de presumir que la Lay 100% Sinde le parecía incluso un poco peor luego, ¿por qué no dimitió entonces? Dice, y es verdad, que ha hablado con mucha gente representativa de los dos bandos (ficticios y nada claros) presumiblemente enfrentados. Bien, y después de tanto hablar, ¿cuál era su propuesta?, ¿se la ha hecho saber a la Ministra?

No son preguntas irónicas (si ese fuera el camino, realmente se me ocurren preguntas muchísimo más crueles que podrían perfectamente hacerse…). Reconozco que la buena opinión que de él tiene gente como Enrique Dans o David Bravo me hace confiar en su honestidad. Pero las buenas intenciones, por suerte o por desgracia, no valen de nada y cuando uno ocupa el cargo de Presidente de la Academia de Cine se supone que debe hacer algo más que sacar a Almodóvar a saludar desde la gala de los Goya o conseguir que se paseen por aquí Bardem y Penélope, haciéndonos el favor de su vida. El cáncer del cine español debe tener otras curas y el bueno de Álex no ha sabido acertar con ninguna.

En cualquier caso, parece que su decisión es firme, lo que es de alabar. Siempre la dimisión de un cargo público es una buena noticia, aún a costa de que la probable sucesora (¿Bollaín?) sea un desastre.

LA PIRATA SINDE NOS QUIERE METER MIEDO

Posted in Derechos de autor with tags on enero 13, 2011 by JJMercado

Amador Fernández-Savater, coeditor de Acuarela Libros, fue invitado a cenar el pasado viernes, junto con otra serie de invitados (Ález de la Iglesia, Ouka Lele, Juan Diego Botto (¿?), Muñoz Molina…) a una cena con la Ministra Pirata a fin de tratar el tema de las descargas. Ayer, en su blog, contó cómo transcurrió la cena en un post que merece la pena leer para conocer cómo se vive el estado de la cuestión en las “altas esferas” y el oscuro futuro que nos espera (primero, por su totalitaria ideología; segundo, y quizá más importante, por la asfixiante presión que está ejerciendo sobre el Gobierno la administración obamita).

Copio y pego algunos fragmentos pero, insisto, el artículo completo no tiene desperdicio:

Quizá haya por ahí algún morboso preguntándose qué nos dieron para cenar. Yo se lo cuento, no hay problema, es muy sencillo. Fue plato único: miedo. El miedo lo impregnaba todo. Miedo al presente, miedo al porvenir, miedo a la gente (sobre todo a la gente joven), miedo a la rebelión de los públicos, miedo a la Red.

Si yo me atocino la tarde del domingo con mi novia en el cine viendo una peli cualquiera, estoy valorando la cultura porque pago por ella. Y si me paso dos semanas traduciendo y subtitulando mi serie preferida para compartirla en la Red, no soy más que un despreciable consumidor parásito que está hundiendo la cultura. Es increíble, ¿no? Pues la Red está hecha de un millón de esos gestos desinteresados.

Creo que lo más valioso del movimiento por una cultura libre no es que proponga soluciones (aunque se están experimentando muchas, como Creative Commons), sino que plantea unas nuevas bases donde algunas buenas respuestas pueden llegar a tener lugar. Una revolución mental que nos saque fuera del callejón sin salida, otro cerebro. Que no confunda a los creadores ni a la cultura con la industria cultural, que no confunda los problemas del star-system con los del conjunto de los trabajadores de la cultura, que no confunda el intercambio en la Red con la piratería, etc.

Durante toda la reunión, no pude sacarme de la cabeza las imágenes de la película El hundimiento: encerrados en un búnker, sin ver ni querer ver el afuera, delirando planes inaplicables para ganar la guerra, atados unos a otros por fidelidades torpes, muertos de miedo porque el fin se acerca, viendo enemigos y traidores por todos lados, sin atreverse a cuestionar las ideas que les arrastran al abismo, temerosos de los bárbaros que están a punto de llegar… ¡Pero es que el búnker ni siquiera existe! Los “bárbaros” ya están dentro.

INTELEKTUALES. ELLOS SON LOS PIRATAS

Posted in Derechos de autor with tags , , on diciembre 29, 2010 by JJMercado

Dice la jefa pirata, Ángeles González-Barbarroja, alias Sinde, que por supuesto, después de su fracaso, no piensa dimitir. Que ella no se baja del barco ni muerta y que la tripulación está con ella. Muestra asimismo su preocupación por la muerte de la kultura si sus compañeros del parlamento no están de su lado y, si bien admite un largo descanso antes de volver a la carga con el tema, ya anuncia algo que quizá termine siendo mucho más grave: que el siguiente paso inmediato es retocar la Ley de Propiedad Intelectual, cosa que, como ya hemos repetido varias veces en el blog no puede existir nunca (salvo por arte de magia negra legislativa, claro).

Dice Arcadi Espada, nuevo lugarteniente del Barco Pirata (a quien ya dejamos contestados sus principales argumentos aquí), que está preocupado por la muerte de la Ley Sinde, pero no mucho. Al fin y al cabo, añade el intelektual, era una ley muy floja que no iba a ningún lado. A él lo que le va es el modelo francés: conviene cuanto antes criminalizar duramente el robo que se está cometiendo en internet con las descargas ilegales. Es reveladora también la entrevista por cuanto de destape tiene: se supone que alguien de su posición (ahora preside el Instituto Ibercrea) debería haber hecho algo más que leerse “por encima” la ley y no responder con un “tengo poco que decir al respecto” cuando le preguntan por los temas que ahora le ocupan.

No sorprende así el descubrir tan a las claras que su intención última no es otra que la de crear un delito ad hoc, hecho a la medida de los prohombres (y promujeres) de la kultura patria que les reporte sustanciosos beneficios por dos vías distintas, fundamentalmente: el robo (este sí que sí) camuflado en forma de impuestos y tasas y la obligatoriedad a riesgo de ser encarcelado de consumir lo que ellos m anden y como ellos manden. Queda claro quiénes son en esta historia los piratas.

Lo del delito ad hoc, por cierto, está más que claro: si lo que le preocupa es el supuesto robo que están sufriendo y el delito de robo está ya tipificado en el Código Penal, ¿a cuento de qué viene inventarse un delito nuevo que les tenga a ellos como sujeto pasivo artificial? La respuesta es clara: lo que ellos entienden por robo simplemente no lo es. Como no es “ley” lo que ellos entienden por tal, que no es otra cosa que la legislación manufacturada por unos políticos caprichosos y corrompidos. Como muy bien le responde María Blanco, también Hugo Chávez promulga leyes y eso no conlleva su justicia.

Y dice Alejandro Sanz, piratilla exiliado en los mares de Miami, que la otra noche “se votó para proteger el derecho del pirata a mantener su burdel abierto”. Ante esto, igual que la jefa Sinde, no nos queda sino darle al pobre hombre (está enfadadísimo) toda la razón del mundo. El problema fue, para su desgracia, que no lo consiguieron. Que los piratas como él y sus jefes no lograron el apoyo necesario para hacer valer su derecho a mantener el burdel del que quisieran vivir plácidamente. A costa de los demás, claro.

Ante esto, además de plantear el rotundo boicot  a Alejandro Sanz y todos sus compinches, cabe responder por qué la crema de la intelektualidad se ha posicionado a lo largo de la historia abiertamente en contra de la libertad. De ello se encarga Jesús Huerta de Soto, intelectual y hombre de la cultura de verdad: