Archivo para La rebelión de Atlas

EL FRACASO DE ATLAS SHRUGGED

Posted in Noticias de cine, Producción with tags , on abril 27, 2011 by JJMercado

Finalmente, la adaptación cinematográfica de la obra magna de Ayn Rand ha resultado un importante fracaso. La crítica ha sido unánime en su condena y el público no ha hecho sino acompañarla con su desprecio. Hasta tal punto es constatable esta situación, que el propio productor de la cinta, John Aglialoro acaba de confesar que duda mucho de que la saga que tenía prevista (tres partes) se lleve a cabo en el futuro.

Una pena, pero esto es lo que pasa cuando uno se juega su dinero en el cine (20 millones, nada menos). En España, por ejemplo, podrían hacerse hasta 12 entregas sin ningún reparo y aportando pingues beneficios al productor ejecutivo de turno. En Estados Unidos, no. Por eso, y tras haber obtenido un discretísimo resultado en taquilla ($3,096,815), la estrategia planeada ha quedado totalmente paralizada. Ni habrá secuelas, ni se expandirán a las 1000 salas que tenían previstas. Aglialoro ha sido rotundo, en su alusión a la crítica especializada: “Critics, you won”.

Una lástima, en cualquier caso, seguramente debida a la paupérrima campaña publicitaria con la que ha ido acompañada la película y al diseño de producción elegido (no era de recibo dividir una obra unitaria en tres partes a realizar de manera autónoma, con la cantidad de tiempo intermedio que ello conlleva). Ojalá que, como el productor espera, termine recuperando parte de la inversión en sus ventas televisivas y de DVD´s. Ahora bien, ¿alguien sensato es capaz de creer en ello?, ¿quién querría comprar una película que no termina y que no tendrá nunca continuación?, ¿quién diablos compra DVD´s?

Pues eso, una lástima.

Anuncios

¿DOBLAJE O VERSIÓN ORIGINAL?

Posted in Exhibición with tags , , , on marzo 7, 2011 by JJMercado

Se dice, se cuenta, se rumorea en voz baja (aunque cada vez más alta) que el nuevo frente que tiene pensado abrir la Administración en el trillado campo de batalla del cine es la regulación del doblaje a fin de, cuando menos, limitarlo. Parece que el propio Ignasi Guardans (hoy muerto y sepultado por quien previamente le elevó a los altares) dijo, siendo director del ICAA, que si por él fuera “terminaría con el doblaje a la mañana siguiente”.

La señal más clara, sin embargo, ha venido del propio Ángel Gabilondo, actual Ministro de Educación, quien puso voz de algún modo a los rumores cuando hace unos meses relacionó la patria dificultad con los idiomas con la existencia del doblaje. Por su parte, Carlos Cuadros, sucesor del pobre Guardans, no tardó en apoyar el discurso con sus aplausos, si bien situó el fin de la industria del doblaje “en unos 15 años”.

Por su parte, los propios interesados en el asunto tratan de defenderse de la amenaza adelantando el tsunami económico que supondría en un sector que mueve alrededor de 300 millones al año y que da de comer a unas 30.000 personas.

Ante tales argumentos uno se ve en la sana situación de no querer situarse ni con los unos ni con los otros (pese a que mis preferencias personales se decanten más hacia la V.O.). Desde luego, es ridículo el argumento de los puestos de trabajo en situación de riesgo. Si un sector no es productivo, sus trabajadores deberán adaptarse a una nueva situación que les ponga en una posición más favorable para rentabilizar sus trabajos sirviendo a quienes libremente lo demanden. Lo demás es beneficencia forzada. Eso que tan a menudo cabe en la manoseada “solidaridad”.

Por otro lado, relacionar el nivel de idiomas de una población entera con la existencia o no del doblaje en el cine suena a chiste. Primero, porque la culpa debería recaer en la educación (padres, colegios…), nunca en una industria dedicada exclusivamente a ganar dinero entreteniendo al personal. Y segundo, porque la gente sencillamente no va al cine; y los que ven las películas lo hacen mayoritariamente en formatos (internet, dvd, tv…) que les permiten siempre la posibilidad de usar la versión original. Además de todo esto, resulta que en Francia, Alemania e Italia se dobla exactamente igual que aquí y no estaría mal que el bueno de Gabilondo examinase el nivel de idiomas extranjeros de los jóvenes de allí.

Pero en cualquier caso, el argumento definitivo, el único que debe interesar, es el que aportan los propios empresarios de la exhibición cinematográfica. Y esto dicen que de acabar con el doblaje nada de nada porque, sencillamente, les supondría la ruina. Así lo explica uno de los empresarios con más peso en el sector, Enrique González Macho, presidente del grupo de cines Renoir, cuando dice que “en algunos lugares existe una minoría ruidosa que reivindica la versión original. La cuestión es que esta minoría, o se queja y luego no va a ver las películas o es más minoritaria de lo que parece porque resulta inviable. Yo he terminado doblando en contra de mi voluntad como única forma de mantener algunos cines abiertos”.

Entre esa minoría ruidosa, por cierto, hay una ruidosa mayoría (muy culta y muy moderna, eso sí) que justifica su preferencia por la versión original en base a que les gusta escuchar a los actores recitar sus textos a la vez que actúan. Alegan que el doblaje pervierte el verdadero trabajo del actor y lo desnaturaliza. Lo que no deben saber estos potenciales amantes del teatro es que la gran mayoría de las películas americanas las escuchamos precisamente dobladas gracias a un trabajo que tiene lugar varios meses después de que las escenas fuesen rodadas.

Y para muestra, un botón de la esperada Atlas Shrugged:

TRAILER OFICIAL DE ATLAS SHRUGGED

Posted in Cine independiente, Noticias de cine with tags , , on febrero 12, 2011 by JJMercado

Me entero por mi amigo Alberto de que, pese a hacerse oficial ayer, hace 4 días andaba ya rondando por youtube el tráiler de La rebelión de Atlas, la adaptación cinematográfica de la magna novela de Ayn Rand, bestseller entre los bestseller en EEUU desde hace 50 años.

Como ya dijimos, la propia producción de la película ha constituido una epopeya empresarial a la altura de los personajes de la novela. Finalmente, John Aglialoro ha conseguido su propósito y el próximo 15 de abril se estrenará en EEUU la película que, definitivamente, y como ya se había venido anunciando desde que saltasen los rumores sobre la participación del binomio Bradjolina Jopitt, constará de al menos 2 partes (se ha llegado a hablar de 3). Se agradece que así sea. Una novela de más de mil páginas reducida a un guión de 120 no puede sino acabar en fracaso.

Pese a la poca presencia de sus intérpretes en el star system hollywoodiense y el ya citado calvario que, a espaldas de las grandes majors, ha supuesto la producción, debo decir que los 15 millones de presupuesto parecen muy bien invertidos. El impacto visual del tráiler, la fuerza narrativa que parece anunciar (esto puede ser muy engañoso, ¿cuántas veces hemos visto tráilers e incluso teasers infinitamente mejores que la película?) y la fidelidad al mensaje randiano con que parece se han adaptado los diálogos me hace reforzar mis ilusiones y esperanzas en la que sin duda es la película más esperada del año por quienes hemos tenido el placer de leer a Ayn Rand.

PS: El tráiler está muy bien pero el posterl oficial se las trae…