Archivos para Coen

MI INDULTO A NOLAN

Posted in Opiniones with tags , , , , , , , on marzo 28, 2011 by JJMercado

Mi natural tendencia a acudir en actitud defensiva a ver las películas que me han llegado cargadas de alabanzas por parte de la crítica me había hecho condenar, hasta ahora, a Christopher Nolan a la hoguera.

Desde luego, no pueden considerarse malas ninguna de las películas que hasta ahora he visto de él, pero ni los Batman, ni Following ni siquiera Memento me habían hecho posicionarme incondicionalmente de parte de sus devotos. Hasta tal punto llegó mi rechazo que aún no he dedicado tiempo a ver Inception.

Ayer, sin embargo, le di otra oportunidad con la para mi desconocida Insomnia. Y llegó mi indulto. Con un reparto bien cargado, la película narra las andanzas de un viejo zorro de la policía de Los Angeles (Al Pacino) al que han encargado resolver un caso de asesinato en un pueblo perdido de la mano de dios. Cuando, en una redada, están a punto de detener al culpable éste dispara por error al que durante los últimos años había sido su compañero. Tentado por mantener su reputación, decide elaborar una versión de los hechos que le exculpe del caso. Sin embargo, el fugitivo (Robin Williams) ha sido testigo de lo sucedido y será capaz de usarlo en su provecho a la hora de chantajearle. Todo este juego moral llegará a su final desenlace de la mano de una policía local (Hilary Swank) encargada de elaborar el informe de la muerte del policía.

Todo ello es presentado fantásticamente bien gracias, en primer lugar, a la buena mano de Nolan en la dirección (que no en el guión), consiguiendo que el espectador se identifique con el agobiante insomnio del protagonista, incapaz de conciliar el sueño en un pueblo en el que no se pone el sol durante todo el día. Y, en segundo lugar, a la más que solvente interpretación, como no podía ser de otra manera, de Robin Williams y, sobre todo, de un fabuloso Al Pacino en su papel de hombre perseguido por la culpa de haberse desviado del camino correcto hace ya años.

Todo ello sumado a un guión bien calibrado, una interesante fotografía y unos secundarios de altura hacen de esta película (a mí me recordó por momentos a Fargo –que curiosamente también me sirvió para indultar a los pesados de los Coen-) una obra muy recomendable.

LO MEJOR Y LO PEOR DE LA GALA

Posted in Berlanga, Listas, Noticias de cine with tags , , , , on febrero 28, 2011 by JJMercado

Bueno, pues ya pasaron los Oscar. Tachón y películas nuevas. Ya tenemos los nombres con los que rellenar las quinielas que venían haciéndose durante meses. Ya sabemos las tendencias de los cachés de cada uno a partir de hoy mismo. Y ya podemos decir que todo ha salido según lo previsto en una gala que, tal y como apunté esta misma mañana nada más acabar, y tal y como han venido reflejando los medios de un modo casi unánime, ha sido muy sosa. Una gala de la que para mí, las cinco mejores y peores cosas han sido las siguientes:

Lo mejor:

Anne Hathaway y sus ocho vestidos. Guapa, voluntariosa y divertida. ¿Por qué Hugh Jackman no fue su compañero? Serían insuperables.

– El fracaso de Valor de Ley. Nunca debió acaparar 10 nominaciones. Las gafipásticas caras de los Coen no sabían qué hacer según avanzaba la gala.

– El Oscar a Natalie Portman. Estas cosas hay que cogerlas cuanto antes. Son muchos los que después han ido tropezando una y otra vez hasta quedarse sin premio nunca. Ella lo merecía mucho y ya lo tiene.

– La dispersión de los premios, pese a la innegable caída del gordo en El discurso del rey. Ninguna de las candidatas merecía desmarcarse mucho más.

– El escenario. Una pasada, el despliegue de medios. Y la elegancia y el respeto del personal. Es tópico decirlo pero… ya quisieran los Goya.

Lo peor:

James Franco. Nadie se preocupó de despertarle en toda la noche.

– El imperdonable olvido de Berlanga en el apartado de recordatorios. Vergonzoso.

– La chaqueta blanca de Bardem. Que además parecía de su hermano pequeño.

– La previsibilidad. Ninguna gran sorpresa le puso chispa a la noche. Ni premios inesperados ni salidas de tono en un guión gris que si no pasó desapercibido fue por su excesiva discreción. Y cuando se hizo, no resultó. ¿Por qué Kirk Douglas dio esa sensación de viejecillo verderón?

– El tono ñoño y nostálgico en general (no era una fecha que nos hicera tender a ello) y el del coro final, en particular. Millones de niños entrando en camisetas coloridas para cantar Somewhere over the rainbow. Quitaron protagonismo a los ganadores y parecían dárselo a Michel Jackson.

UN ESPERANZADOR WESTERN ESPAÑOL

Posted in Cine en español, Noticias de cine with tags , , , , , , on febrero 16, 2011 by JJMercado

Ya son dos mis esperanzas españolas para este año. La primera, de la que hemos hablado aquí ya varias veces, es Secuestrados y se estrena el próximo viernes 25. La segunda, lo hará algo más tarde. A finales de mayo, en principio, y se trata, ni más ni menos, que de un western que narrará las últimas andanzas de Butch Cassidy, legendario pistolero refugiado en tierras bolivianas mientras todo el mundo lo da por muerto.

Su título es Blackthorn, está rodada en inglés, en tierras Bolivianas y a su mando se encuentra Mateo Gil, colaborador habitual de Alejandro Amenábar. Pese a haber pensado en un primer momento en Nick Nolte para el papel protagonista, finalmente será Sam Shepard quien se encargue de ello junto a la estupenda Magaly Solier y (algún pero nos tenía que salir) Eduardo Noriega.

Las únicas imágenes que hasta ahora se conocen nos hacen justificar las esperanzas. Asimismo las palabras de su director y guionista, quien ha dicho que siempre ha disfrutado del western por su carácter moral, y que Blackthorn huye de la acción para tener “una mirada claramente nostálgica. En mi opinión, ese carácter melancólico es el principal atractivo de la propuesta e impone en la puesta en escena un acercamiento íntimo a nuestro personaje: ese hombre viejo, cansado, solo, que por un breve momento antes del fin siente volver sus viejas ilusiones y energías, impulsado por quien cree en la reencarnación del pasado, de sus antiguos amigos e ideales, y resulta ser un impostor”.

El “carácter moral”, sí señor. Porque eso es lo que identifica el wester, más allá de pistolas, caballos y estrellas de sheriff. Algo que no han sabido comprender los últimos Cohen.

Seguiremos atentos.

WINTER´S BONE, UNA GRATA SORPRESA

Posted in Cine independiente, Opiniones with tags , , , on febrero 15, 2011 by JJMercado

Los amantes de la limosna ministerial y el proteccionismo cultural no lo sabrán (o no querrán saberlo), pero hay modos de hacer cine bueno, barato y rentable. El ejemplo fundamental lo tenemos, como tantas otras veces, qué le vamos a hacer, en los malditos United. Allí no sólo está la mayor industria cinematográfica de superpreducciones, sino que también manejan el mayor volumen mundial de cine independiente y de bajo presupuesto (que no es lo mismo). Baste con mirar al festival de Sundance, creado por Robert Redford precisamente para dar oportunidades a la gente nueva, donde cada año reciben miles de películas desde todos los puntos del globo. De allí han salido gente como los Cohen o Tarantino. Y de allí ha salido también la película de la que voy a hablar hoy: Winter´s bone, ganadora del Premio al mejor guión y Mejor película dramática en el Festival (además de Mejor actriz en los Globos de Oro y sus 4 nominaciones al Oscar).

Winter´s bone cumple con los tres requisitos que anunciábamos al principio. Es una película con un presupuesto de apenas 2 millones de dólares (1,5 millones de euros menos que Pa Negre, por contextualizar) que sólo en EEUU lleva recaudados hasta el pasado fin de semana $ 6.356.033 y que acaba de estrenarse en España, un año después de su estreno (nota para cinespañolistas: ¿son conscientes de que la cuota obligatoria de pantalla sólo excluye a películas de este estilo? Lo digo porque a lo mejor se piensan que nos van a retirar Avatar por ver También la lluvia…).

Pero es que además es una buena película. Es verdad que el argumento es mínimo: Ree, una joven de 17 años a cargo de sus dos hermanos pequeños y su madre enferma, se entera de que su padre ha salido en libertad condicional debiéndose presentar en comisaría dentro de unos pocos días a riesgo de perder la casa familiar, que éste había puesto como fianza. Dada la situación, el afán de Ree es encontrar a su padre (vivo o muerto) y asegurarse de que esto ocurra para no verse abandonada en los bosques con su familia. Sin embargo, la película no adolece de falta de ritmo e interés en ningún momento, lo que se ha conseguido gracias a la solidez del guión, la certera mano de su directora, Debra Granik, y las dos cosas que a mí más me han gustado.

La primera sería la magnífica interpretación de Jennifer Lawrence. Ella sola es capaz de soportar la película entera dando al espectador una dificilísima radiografía moral del personaje, principal punto de interés de la película. Ree, a pesar de su juventud, ha sido capaz de aceptar estoicamente las circunstancias sin oponerse a ellas, de liberarse de miedos y temores. Sus hermanos no son capaces de valerse por sí mismos, su madre está inevitablemente enferma de por vida, su padre, yonki y presidiario, está desaparecido y los personajes que le rodean parecen más fantasmas que seres humanos. Está sola y lo sabe. Lo tiene asumido y con ello se enfrenta a la supervivencia pura y dura, a la barojiana lucha por la vida misma. Sólo tiene un momento de debilidad en lo que conforma una escena verdaderamente meritoria cuando, en el colmo de su desesperación, llega a rogarle de manera desgarrada pero contenida a su enloquecida madre: “Look at me. Please, help me just one time”.

El segundo de los aspectos a destacar sería el entorno natural y humano. El horroroso territorio de los Orzaks, región oscura y arbolada en el centro mismo de Estados Unidos, entre Missouri y Arkansas, con sus drogas y sus hachas, con sus granjas y sus laboratorios de crack. Un territorio propio del realismo mágico (magia negra, claro), con más de la Comala de Rulfo o la Celama de nuestro Mateo Díez que del Macondo de García Márquez. Un lugar frío, brutal y hostil donde el conocimiento le puede a uno suponer la muerte. Una tierra azul donde siempre hace frío y está anocheciendo que queda en la película muy bien fotografiado y llega a conformar un personaje más.

En definitiva, creo que Winter´s bone es una buena película. Pausada y con poca historia, pero profunda y bien rematada.

AHORA SE EXPLICA LO DE LOS COHEN

Posted in Listas, Noticias de cine with tags , , , , , , on enero 30, 2011 by JJMercado

Ya hablamos aquí hace no mucho de la decepción que provoca el western con el que los Cohen, por otra parte, han conseguido hacerse con un buen puñado de nominaciones a los Oscar. Como dijimos entonces, la película carece de casi todos los caracteres propios de un western serio y honrado, que va mucho más allá de sombreros, pistolas y caballos.

Ya de entrada sorprendió la elección del guión a versionar. Tue grit destacó siempre, más allá de la historia, por la genial interpretación de John Wayne (y eso es imposible versionarlo, claro). Lo que ahora ya no sorprende tanto es la lista que los famosos hermanos han confeccionado destacando los westerns que más les han influido. A saber: 1) Hasta que llegó su hora; 2) El fuera de la ley; 3) Greaser’s Palace; 4) Duelo a muerte en O.K. Corral; y 5) El juez de la horca.

Ante esto, cualquiera que haya visto más de dos westerns en su vida podría pensar que simplemente los Cohen pretender epatar al personal haciéndose los raritos. Sin embargo, todo aquel que además haya visto su última película no sólo no dudará de su honestidad sino que sabrá explicarse el resultado.

Hoy día, quien quiera enfangarse en ese dificilísimo género (Wilder nunca dio el paso) sólo podrá optar entre la originalidad de contar la historia del viejo oeste americano como realmente nos dicen hoy los datos que fue (desde luego, no tan salvaje) o la profundidad y la estética de los grandes clásicos (ausentes todos en la lista de los Cohen). Pocas veces se ha optado por la primera vía (quizá La puerta del cielo) y muchas por la segunda, con resultados generalmente muy malos. De entre quienes lo han conseguido, desde luego cabría citar a Eastwood, con Sin perdón.

También los hay que han optado por una suerte de western tuneado a modo de tercera vía y que han salido muy bien parados. Un ejemplo destacado sería el de Tarantino con Kill Bill. Una película (o dos) que tiene más de Ford o, sobre todo, del mejor Leone por fotograma que las dos horas juntas de True Grit.

DECEPCIONAN, LOS COHEN

Posted in Opiniones with tags , , , , on enero 24, 2011 by JJMercado

Fallan los Cohen. Decepcionan y mucho a los que, como yo, se ilusionan al descubrir que alguien osa meterle mano al western. Desde luego cabe atribuirles el valor de acudir a un género dificilísimo, pero nos es imposible dar por buena la aventura.

A bote pronto, me vienen a la cabeza dos intentos salvados con dignidad (por razones de más o menos altura) en los últimos años: Apaloosa y El tren de las 3:10. Nada más. Y nada menos, claro, pues salir airoso del único género con el que no se atrevió alguien como Billy Wilder no es tarea fácil. Porque un western es algo más que colocarles cananas a unos barbudos, levantar pueblecillos de  madera y filmarle reflejos a la estrella de un sheriff. Un buen western es una lección moral, es un ritmo agotador, es un paisaje profundo y unas miradas capaces de recitar párrafos de Shakepeare. Algo que sólo ha conseguido, por ejemplo, John Ford o Sergio Leone o Howard Hawks o John Wayne o Clint Eastwood. Algo, en fin, de lo que se han quedado muy lejos los hermanos Joel y Ethan Cohen.

Es difícil saber por qué, puestos a meterse en faena, eligieron True Grit (Valor de ley) como guión a versionar. No es, desde luego, uno de los más apropiados para destacar aunque bien es cierto que esto podría ser considerado también como un factor favorable a la hora de trabajar en él y tomarlo como reto. En cualquier caso, el resultado es bastante pobre.

La película nos cuenta la historia de una niña que, tras ver cómo el asesino de su padre consigue huir impunemente, decide perseguirlo hasta poder darle caza y hacerle pagar con el justo castigo de la horca. Para ello, contratará los servicios de un viejo sheriff. Ambos, con la ayuda de un Ranger de Texas que anda también persiguiendo al mismo hombre, aún por motivos distintos, emprenderán una aventura en busca del forajido.

Pese a que la narración arranca con una cita bíblica acerca de la necesidad de perseguir a los culpables y vemos (disfrutamos, incluso) durante los primeros minutos de metraje cómo la protagonista femenina (Hailee Steinfeld), impulsada por la fuerza moral de hacer justicia, no descansa hasta dar con quien se comprometa a ayudarla en su misión, el espectador pronto percibe cómo la película comienza a desinflarse para no parar hasta el final. Pasados esos primeros 30-45 minutos la historia se nos vuelve de una superficialidad alarmante, con unos personajes estereotipados, sin conexión alguna y faltos de la más mínima profundidad. Steinfeld, que como hemos dicho nos hace disfrutar durante la primera parte con su empuje, termina siendo un personaje secundario ensombrecida por las dos grandes estrellas de la película, Jeff Bridges y Matt Damon. El primero salva el papel, lo que en ningún caso es suficiente cuando quien lo hizo antes que tú fue capaz él solito de salvar la película entera, ganar un Oscar y, lo más difícil de todo, llamarse John Wayne. El segundo, en su papel de Ranger rubio y bigotudo, llega a provocar en ciertos momentos vergüenza ajena. Probablemente la culpa deba recaer más en el equipo de arte que en su propia actuación, pero en a mi nunca no me quitó de la cabeza la idea de ir vestido de cowboy en una fiesta de disfraces.

Con todo ello, y sin una dirección o una fotografía que destacar, la película se queda en nada. Un intento torpe de meterse en un jardín sólo abierto a unos pocos elegidos. Ya lo cantaban algunos: Manolete, si no sabes torear…

También en esto (como en todo) consiguió acertar el viejo Wilder.