Archivo para arcadi espada

LUCÍA ETXEBARRÍA VUELVE A PERDER (Y ARCADI SE RETRATA)

Posted in Derechos de autor with tags , , , on febrero 22, 2011 by JJMercado

Anda el panorama periodístico (o columnístico) metido en broncas. Ya era hora. Se echaban de menos los antiguos dimes y diretes entre los unos y los otros. El penúltimo movidón, al que ya aludimos por aquí hace no mucho, vino a de la mano del bueno de Arcadi Espada (el pirata jefe de las sociedades de gestión y maestro de los de “con sangre entra” del periodismo patrio). Dispuesto a darle una lección inolvidable al bueno de Javier Cercas (que había biendefendido el uso de la mentira en la escritura), no se le ocurrió otra cosa que dedicar su columna a una inventada redada en un puti madrileño que habría dado con los huesos del bueno de Cercas en la cárcel. Mentira, claro. Pero todo vale si de dar lecciones se trata. Ahora le entendemos mejor cuando nos habla de datos sobre el daño que internet infringe a la cultura y la necesidad del castigo a la francesa que merecen los internautas particulares. David Gistau, por cierto, trató el tema estupendamente en su columna de El Mundo.

Pero la última movida ha tenido lugar entre la buena de Lucía Etxebarría y Enrique Dans. Es verdad que ha tenido menos gracia, teniendo en cuenta la enorme diferencia de nivel que hay entre ambos. El caso es que la Luci vino a dárselas de lista con el tema de la Ley Sinde. Quiso instruir al personal desde las páginas de un diario gratuito acerca del tema lanzando una especie de diez mandamientos (que eran doce) con los que trataba de dejar clara la necesidad de protección de los prohombres/promujeres de la kultura y de castigo para los malditos empresarios que se lucran en internet. Pero no pudo ser. Porque la buena de Luci no dio ni una, tal y como se encargó de demostrar Enrique Dans desde su blog. No contenta con eso, Luci respondió desde su Facebook (no escarmienta) de la mejor manera que sabe: plagiando, una vez más. Qué pena de chica. Con lo que se esfuerza, la pobre.

Anuncios

PIRATERÍA: VAMOS A CONTAR MENTIRAS

Posted in Derechos de autor, Exhibición with tags , , , on febrero 17, 2011 by JJMercado

Ya es oficial (literalmente) el uso común de la mentira por parte del mundo de la cultura. Así han tenido el honor de demostrarlo Javier Cercas y nuestro querido amigo y pirata Arkadispada en la trifulca consistente es que éste, a cuenta de unas declaraciones de aquel, haya divulgado por internet la noticia de su detención en una redada policial que tuvo lugar esta misma semana en un puticlub madrileño. Olé.

Después de esto, claro, una empieza a comprender según qué cosas. Por ejemplo, las hasta ahora cabreantes y machaconas declaraciones de la gran familia del cinespañol sobre que España es uno de los tres países más piratas del mundo. Lo cual, of course, es mentira. Porque ni mucho menos.

Tanto es así que el importante lobby antipiratería Business Software Alliance, mismamente, nos rebaja en el ranking al puesto número… 79!! Pero no queda ahí la cosa, ya que otro grupo que tal baila, la International Intellectual Property Alliance, nos dice que de las supuestas tasas del 95% que nos dicen nuestros compatriotas de Promusicae, nada de nada. Que con un 20% vamos que chutamos. Mentiras, y gordas (como la cultural peli de Sinde).

En cualquier caso, en lo tocante a nuestro cine, ¿afectaría en algo que estas mentiras fueran verdad? Yo creo que no. Hay estudios que aseguran que la gente no lo ve ni gratis. Pero es más, ¿realmente es el problema de las descargas un asunto preocupante a medio y largo plazo? Pues también la realidad parece obcecarse en negar la mayor. Cada vez somos menos los que dedicamos tiempo a descargar archivos y cada vez más los que demandan contenido de buena calidad y en streaming. Por ahí van los tiros y por ahí deberían empezar a abrirse las nuevas líneas de negocio (ya hemos hablado de algunas) que, en lo relativo a la música (y ya en muchos países también con el cine), ya están demostrando su utilidad a la hora de monetarizar el trabajo de los autores. Véase si no, este interesantísimo gráfico:

FIEL RETRATO DE LOS DEFENSORES DE LA KULTURA

Posted in Derechos de autor with tags on enero 10, 2011 by JJMercado

Viendo esta viñeta, es inevitable que se le vengan a uno a la cabeza los arkadiespadas, las sindes, los hijos de perra (Neruda dixit, ojo, que no sólo ellos saben leer). Desde luego, el artista capta el espíritu de todos ellos como si de un maestro cualquiera de la vieja Florencia se tratase. ¿O no?

Por cierto, al hilo de todo esto, los legisladores (y sus aplaudidores) españoles bien podían mirar a su amada Francia no sólo para tomar perniciosos ejemplos –hace bien poco el propio Arkadi, cruel pirata, confesaba su amor por la ley que allí tenían (“mucho más completa que la que se ha propuesto aquí”, decía- sino para ver los resultados que tales ejemplos provocan:

Según reveló un estudio de ComScore, después de implantarse la Ley Hadopi, que sanciona a las páginas que incluyan enlaces para descargas peer to peer (p2p) y aquellos que las utilicen, el número de usuarios franceses en Megaupload ha aumentado en, por lo menos, un 35 por ciento, todo como respuesta a la necesidad de evitar las sanciones consagradas por la nueva legislación.

Aunque esta cifra sólo obedece a los últimos 12 meses, hace parte de un crecimiento bastante pronunciado de Megaupload en cantidad de usuarios franceses pues mientras en 2008 contaba con unos 350 mil visitantes mensuales, solamente en abril 2010 alcanzó los 2,5 millones de usuarios de sus servicios de descargas y visualización de contenidos online.

(ver noticia completa)

INTELEKTUALES. ELLOS SON LOS PIRATAS

Posted in Derechos de autor with tags , , on diciembre 29, 2010 by JJMercado

Dice la jefa pirata, Ángeles González-Barbarroja, alias Sinde, que por supuesto, después de su fracaso, no piensa dimitir. Que ella no se baja del barco ni muerta y que la tripulación está con ella. Muestra asimismo su preocupación por la muerte de la kultura si sus compañeros del parlamento no están de su lado y, si bien admite un largo descanso antes de volver a la carga con el tema, ya anuncia algo que quizá termine siendo mucho más grave: que el siguiente paso inmediato es retocar la Ley de Propiedad Intelectual, cosa que, como ya hemos repetido varias veces en el blog no puede existir nunca (salvo por arte de magia negra legislativa, claro).

Dice Arcadi Espada, nuevo lugarteniente del Barco Pirata (a quien ya dejamos contestados sus principales argumentos aquí), que está preocupado por la muerte de la Ley Sinde, pero no mucho. Al fin y al cabo, añade el intelektual, era una ley muy floja que no iba a ningún lado. A él lo que le va es el modelo francés: conviene cuanto antes criminalizar duramente el robo que se está cometiendo en internet con las descargas ilegales. Es reveladora también la entrevista por cuanto de destape tiene: se supone que alguien de su posición (ahora preside el Instituto Ibercrea) debería haber hecho algo más que leerse “por encima” la ley y no responder con un “tengo poco que decir al respecto” cuando le preguntan por los temas que ahora le ocupan.

No sorprende así el descubrir tan a las claras que su intención última no es otra que la de crear un delito ad hoc, hecho a la medida de los prohombres (y promujeres) de la kultura patria que les reporte sustanciosos beneficios por dos vías distintas, fundamentalmente: el robo (este sí que sí) camuflado en forma de impuestos y tasas y la obligatoriedad a riesgo de ser encarcelado de consumir lo que ellos m anden y como ellos manden. Queda claro quiénes son en esta historia los piratas.

Lo del delito ad hoc, por cierto, está más que claro: si lo que le preocupa es el supuesto robo que están sufriendo y el delito de robo está ya tipificado en el Código Penal, ¿a cuento de qué viene inventarse un delito nuevo que les tenga a ellos como sujeto pasivo artificial? La respuesta es clara: lo que ellos entienden por robo simplemente no lo es. Como no es “ley” lo que ellos entienden por tal, que no es otra cosa que la legislación manufacturada por unos políticos caprichosos y corrompidos. Como muy bien le responde María Blanco, también Hugo Chávez promulga leyes y eso no conlleva su justicia.

Y dice Alejandro Sanz, piratilla exiliado en los mares de Miami, que la otra noche “se votó para proteger el derecho del pirata a mantener su burdel abierto”. Ante esto, igual que la jefa Sinde, no nos queda sino darle al pobre hombre (está enfadadísimo) toda la razón del mundo. El problema fue, para su desgracia, que no lo consiguieron. Que los piratas como él y sus jefes no lograron el apoyo necesario para hacer valer su derecho a mantener el burdel del que quisieran vivir plácidamente. A costa de los demás, claro.

Ante esto, además de plantear el rotundo boicot  a Alejandro Sanz y todos sus compinches, cabe responder por qué la crema de la intelektualidad se ha posicionado a lo largo de la historia abiertamente en contra de la libertad. De ello se encarga Jesús Huerta de Soto, intelectual y hombre de la cultura de verdad:

ARCADI ESPADA, INTELEKTUAL Y JEFE DE LOS PIRATAS

Posted in Derechos de autor with tags , , on diciembre 13, 2010 by JJMercado

Arcadi Espada ha sido nombrado director del Instituto Ibercrea, organismo que agrupa a Sgae, Agedi, Cedro y Aei (entidades de derechos de propiedad intelectual). Como tal, ha respondido a una entrevista de la que puede concluirse que o no entiende nada de lo que se supone va a ser su trabajo en los próximos años o es, simplemente, un sinvergüenza. Quizá sea simplemente que su alma de intelektual le lleva, pobre de él, por estos caminos. En cualquier caso, esto es lo que dice:

Espero que el gusto español por lo gratuito se convierta pronto en un tópico. En una españolada. No habrá regeneración económica verdadera sin esta regeneración moral (…) En cuanto a Google, que a mi juicio es la octava maravilla, por supuesto que cobra.

A mi entender, esta afirmación supone la absoluta incomprensión del presente y futuro empresarial, fundamentalmente en aquellos sectores que tienen la web como centro de operaciones (hoy son muchos, mañana serán todos), terreno en el que la tendencia de los precios tiende radicalmente a cero, a lo gratis como oportunidad de negocio. Ahí está Wikipedia o Facebook o Google (debería explicar el intelektual Espada cómo y cuándo abona la factura a la hora de usar el famoso buscador) como tres ejemplos de los grandes negocios del siglo XXI. Y no son precisamente españoladas, hombre. Ya quisiéramos.

(El reto de los Derechos de Autor hoy) es la velocidad exponencial de circulación y copia de las ideas. Que, por cierto, siempre tienen dueño. Parece mentira, pero lo tienen (…) La gestión de los derechos (de propiedad intelectual) obedece a una razón jurídica que está amparada en una dimensión ética.

Pues sí. Parece mentira porque lo es, precisamente. Resumidamente, podríamos decir que la ética surge precisamente a fin de solventar los conflictos surgidos entre los seres humanos. Aquellas normas éticas que consigan aplacarlos de un modo general, universal y simétrico serán las normas adecuadas. Teniendo en cuenta que los conflictos surgen de la escasez, la norma ética por excelencia es el derecho de propiedad, que permite excluir del uso de un bien a aquellos que no son sus legítimos propietarios. Así, las ideas no pueden nunca provocar conflictos de escasez y su uso no puede ser controlado por nadie ergo el derecho de propiedad sobre las ideas carece de sentido. Es más, ataca total o parcialmente el derecho de propiedad de las personas en tanto que limita el uso que cada quien pueda darle a su ordenador, o a sus cd´s, o a su jardín…

Acerca de la afirmación de que en la era de Internet la propiedad intelectual es una rémora para el progreso y la expansión del conocimiento, el intelektual prefiere hacer un mutis por el foro en tanto que “las respuestas a ese tipo de argumentos en cierta forma los legitiman”.

Quizá cabría, con mayor razón, devolverle la pelota cuando afirma–perdón, pero se me escapa la risa- que “la Sgae tiene una honrosa historia de eficiencia y firmeza“. No es extraño que se haya convertido en el muñeco de feria de los ociosos”. Pues eso, que mejor no responder.

La industria de la música y el cine sobrevivirán como sobrevivirá la industria editorial. No creo que el futuro de la música sea el directo y el concierto. El futuro de la música es proseguir por aquella senda virtual y maravillosa que permitió por vez primera escuchar a Bach lanzado a toda velocidad por una autopista.

Como decía Mike Masnick hace poco, “todas las industrias que se enfrentan a una innovación disruptiva que lleva a que un producto previamente escaso se convierta en un bien infinitamente disponible reaccionan igual. Pretenden evitar lo inevitable. Intentan luchar contra la tecnología. Van contra los deseos de los consumidores. Tratan de proteger los viejos modelos de negocio. Inventan argumentos de pánico moral y estadísticas trucadas. Y por supuesto, lanzan toneladas de dinero a los políticos para intentar crear leyes que preserven sus viejos modelos de negocio”. Lo demás es no entender nada. Ni siquiera que Bach, precisamente, tuvo que vivir de sus conciertos (y de otras cosas como la enseñanza, por ejemplo) durante toda su vida. No de vender discos. Y con él, todos los que a las artes se dedicaban hasta finales del s.XIX.

En cuanto a sus futuros planes de actuación, dice que están pensando “en algo utópico, descabellado. En decirle a un adolescente que sí, que hay futuro. Y que la ecología de los hombres y sus obras es tan importante como la de los animales y las plantas. Debo decirle que me avergüenza que los universitarios españoles sean los más tolerantes de Europa con la piratería”.

Aquí cabe alabar el gusto y la sinceridad del intelektual Espada porque, efectivamente, descabellado es un adjetivo muy bien escogido.

Hay momentos en la historia del mundo en que los piratas son los señores de los mares. Como cualquier asaltante, segregan ideología. Una gran cantidad de ideología. Si le soy franco casi me parece más difícil de aguantar la palabrería que da cobertura al robo, que el robo mismo. La piratería desaparecerá. Ineluctablemente.

Aquí, para terminar, cabe otra vez reconocer que el intelektual Espada anda rebosante de razón y sentido común. Siempre y cuando, claro, entendamos los conceptos en su estricto sentido y tomemos por piratas a la gente como él y como las organizaciones que ahora representa. Ellos son los piratas, afanados en robarle al más humilde hasta el último céntimo. Ellos son los que, cegados por ideologías caducas y vacías, andan tratando de luchar contra lo inevitable. Y ellos son los que desaparecerán, antes y después. Y con ellos, su palabrería barata y sus injustas prebendas.