Archive for the Derechos de autor Category

SOBRE LOS CANDIDATOS A LA ACADEMIA

Posted in Cine en español, Derechos de autor, Noticias de cine with tags , , , , on marzo 25, 2011 by JJMercado

Bochornosas. No de otro modo pueden calificarse las candidaturas a la presidencia de la Academia de Cine en España. Sus dos candidatos, Bigas Luna y González Macho, han concedido una entrevista a El Mundo en la que desgranan sus opiniones sobre los puntos más sustanciosos de la actualidad cinematográfica española. Paso a continuación a analizarlas someramente:

SOBRE LAS RAZONES DE SU CANDIDATURA:

Ambos se presentan “porque se lo han pedido”, para hacer un favor al cinespañol en particular y al mundo en general. González Macho se hace, a su vez, el interesante al decir que quizá entre sus pedidores podría haber nombres importantes: Almodóvar, Amenábar… “pero no diré más”.

SOBRE INTERNET:

Dice Bigas Luna que “Internet no es que sea la salvación del cine español como dijo Álex de la Iglesia, internet es la salvación del cine mundial. Es la gran herramienta de difusión del mundo audiovisual”. No estaría mal que explicase cómo puede salvar internet al cine. Si realmente ha descubierto el modelo de negocio, sería realmente esperanzador.

Dice González Macho que “Internet es el futuro, eso está claro y parte del presente, pero sólo parte, cuidado, porque nadie con dos dedos de frente se atreve a decir qué va a pasar exactamente con internet en el mundo del cine. Por lo demás, y como todo elemento globalizador, tendrá sus regulaciones”. Además (y no lo dice él, “sino los americanos”) se queda tan ancho al afirmar que “todo lo que vale la pena en internet será de pago. Y eso incluye a Google. Y será de pago porque está creciendo a un ritmo que no se sostiene”. Igual que he dicho antes, no estaría mal que explicase de dónde se saca la inevitable condena de la gratuidad. Máxime cuando parece ser precisamente el camino del futuro en gran parte de los negocios. Y no lo digo yo, sino los americanos.

SOBRE LA PERSECUCIÓN A LOS PIRATAS:

Bigas Luna vuelve a la nada más zapateril. Dice que lo tiene “clarísimo” para a continuación afirmar que “no quiero entrar a este tema con un sí y un no. Hace falta una reflexión porque la gente no sabe lo que está pasando. Todo lo que está diciendo es muy elemental”. Es posible que después sorprenda y guarde en la chistera unas medidas visionarias pero de entrada, y como candidato que es, no demuestra sino una sorprendente ineptitud a la hora de expresar sus propuestas de un modo mínimamente comprensible.

La respuesta de González Macho dice poco más y lo poco que dice es preocupante. Afirma que la persecución no es “que sea toda la solución, pero casi”. Muy profundo, esperanzador y, sobre todo, razonado: “la piratería es ilegal y lo ilegal es ilegal”. Ignorará, supongo, el señor candidato que en la Alemania nazi quemar a los judíos era legal (y lo que es legal, es legal, claro).

SOBRE LA LEY SINDE:

Esta cuestión solo les sirve para reafirmar posturas. Bigas Luna no quiere desvelar “todo lo que un día haré” y por supuesto no quiere responder “con un sí o un no a un tema del que no hay una clara comprensión”. Menos mal que él nos lo aclara. Por su parte, González Macho incide en su servilismo parlamentario: “la ley ha venido del Parlamento y la tengo que dar por buena”. Ni una palabra sobre qué habría que cambiar, qué está mal o qué está bien. Supongo que no debe uno meterse en charcos con los que mandan cuando se aspira a pisar moqueta.

SOBRE LA MALA FAMA DEL CINE ESPAÑOL:

Bigas Luna no cree en tal mala fama y ve el fallo en la falta de promoción. Pero no es que se refiera a la ausencia de inversión en publicitar las películas y la mala praxis de muchos productores (incentivada sin duda por la inflación de subvenciones) de sacarla directamente de sus presupuestos. No. Él se refiere a un tema mucho más hondo, culturalmente hablando y lo ejemplifica con lo que podríamos llamar la metáfora de la gorra y la boina: “la primera lleva años de promoción y la boina no. Yo no me pongo la boina, a pesar de que todos mis ídolos llevaban boina”. ¿Seguro que Bogas Luna no se pone la boina (metafóricamente hablando)? EN fin…

González Macho, igualmente concreto, culpa a “la incomprensión” del público local. Son los espectadores los que no saben valorar las películas buenas que se hacen y se quedan solo con lo malo. No está mal el argumento para alguien que dice hablar en nombre de una industria. ¿Alguien se imagina al Corte Inglés – o a una humilde zapatería de barrio- culpando a los consumidores de una bajada en las ventas?

SOBRE EL MAYOR PROBLEMA DEL CINE ESPAÑOL:

Bigas Luna, evidentemente, no dice nada y se lo reserva “para otro especial”, quedándose tan ancho.

González Macho no le va a la zaga y no muestra reparo alguno en que “las soluciones tienen que venir de Europa”. Nunca hay que admitir la culpa, claro. Pero ni mínimamente.

SOBRE LA RELACIÓN CINE/TELEVISIONES:

Bigas Luna solo tiene que decir al respecto que “es una cuestión de facilitar los caminos de diálogo”, que “el problema es que la ley es del año pasado” y que “una ley del año pasado ya es vieja”. A estas alturas ya no hace ni gracia.

González Macho, por su parte, sigue sin ver más problemas que los ajenos y no ve en las televisiones sino a un enemigo más con necesidad de cambiar su “conciencia audiovisual”. Dice que no puede ser que “cuando una televisión compra cine americano, cree que ellos les hacen un favor y cuando compran cine europeo la tele cree que nos están haciendo un favor a nosotros “. Lo malo, favores aparte, es que las televisiones sí son conscientes de que viven de agradar al público y de que sólo la audiencia les va a conseguir beneficios. Por eso quieres cine americano y no cine europeo o, más concretamente, cine español al que, por cierto, están obligados coactivamente a ayudar, cosa que, por supuesto, al candidato le parece estupendo, llegando a hablar incluso de la “obligación moral de defender a la industria española”. Viva el nacionalismo más cerril, sí señor.

SOBRE LAS SUBVENCIONES:

De Bigas Luna ni hablo. Puede el lector imaginar su respuesta.

González Macho, en cambio, ahonda en su cinismo. Pretende primero defenderse escudándose en las supuestas subvenciones al cine americano en EEUU para pasar luego a decirnos que en Europa los hay que subvencionan más que aquí, así que no hay nada de lo que quejarse. No obstante, “que quede claro que no me gustan las subvenciones ni para el libro, ni para el cine, ni para la prensa, ni para nada”, pero, continúa, “si se dan es porque son necesarias”.

Pues hombre, para empezar, la necesidad es, cuanto menos, relativa. Más que nada porque si realmente es necesario subvencionar un negocio es porque el negocio no es rentable de por sí. Y si no es rentable es porque los consumidores no lo quieren. Y si no lo quieren es porque no es necesario. Así que o cambiamos el modelo de negocio para que los pocos consumidores que haya sean capaces de rentabilizar las inversiones o ponemos el énfasis en atraer potenciales consumidores nuevos. Pero no vengamos a vender la necesidad de que la gente pague de un modo coactivo algo que nunca pidieron y que además nunca disfrutarán sólo para que unos cuantos se pasen el día pudiendo vivir del hobby hacer películas.

Por otro lado, comparar lo que González Macho llama “subvenciones al cine americano” con las subvenciones españolas es, o una tomadura de pelo, o una muestra más de un cinismo absoluto. ¿Hace falta explicar que no es lo mismo incentivar fiscalmente la inversión (que en España también se hace, aunque mucho peor, claro) a las empresas que apuesten por el sector audiovisual que robar directamente a los ciudadanos?

 

LUCÍA ETXEBARRÍA VUELVE A PERDER (Y ARCADI SE RETRATA)

Posted in Derechos de autor with tags , , , on febrero 22, 2011 by JJMercado

Anda el panorama periodístico (o columnístico) metido en broncas. Ya era hora. Se echaban de menos los antiguos dimes y diretes entre los unos y los otros. El penúltimo movidón, al que ya aludimos por aquí hace no mucho, vino a de la mano del bueno de Arcadi Espada (el pirata jefe de las sociedades de gestión y maestro de los de “con sangre entra” del periodismo patrio). Dispuesto a darle una lección inolvidable al bueno de Javier Cercas (que había biendefendido el uso de la mentira en la escritura), no se le ocurrió otra cosa que dedicar su columna a una inventada redada en un puti madrileño que habría dado con los huesos del bueno de Cercas en la cárcel. Mentira, claro. Pero todo vale si de dar lecciones se trata. Ahora le entendemos mejor cuando nos habla de datos sobre el daño que internet infringe a la cultura y la necesidad del castigo a la francesa que merecen los internautas particulares. David Gistau, por cierto, trató el tema estupendamente en su columna de El Mundo.

Pero la última movida ha tenido lugar entre la buena de Lucía Etxebarría y Enrique Dans. Es verdad que ha tenido menos gracia, teniendo en cuenta la enorme diferencia de nivel que hay entre ambos. El caso es que la Luci vino a dárselas de lista con el tema de la Ley Sinde. Quiso instruir al personal desde las páginas de un diario gratuito acerca del tema lanzando una especie de diez mandamientos (que eran doce) con los que trataba de dejar clara la necesidad de protección de los prohombres/promujeres de la kultura y de castigo para los malditos empresarios que se lucran en internet. Pero no pudo ser. Porque la buena de Luci no dio ni una, tal y como se encargó de demostrar Enrique Dans desde su blog. No contenta con eso, Luci respondió desde su Facebook (no escarmienta) de la mejor manera que sabe: plagiando, una vez más. Qué pena de chica. Con lo que se esfuerza, la pobre.

PIRATERÍA: VAMOS A CONTAR MENTIRAS

Posted in Derechos de autor, Exhibición with tags , , , on febrero 17, 2011 by JJMercado

Ya es oficial (literalmente) el uso común de la mentira por parte del mundo de la cultura. Así han tenido el honor de demostrarlo Javier Cercas y nuestro querido amigo y pirata Arkadispada en la trifulca consistente es que éste, a cuenta de unas declaraciones de aquel, haya divulgado por internet la noticia de su detención en una redada policial que tuvo lugar esta misma semana en un puticlub madrileño. Olé.

Después de esto, claro, una empieza a comprender según qué cosas. Por ejemplo, las hasta ahora cabreantes y machaconas declaraciones de la gran familia del cinespañol sobre que España es uno de los tres países más piratas del mundo. Lo cual, of course, es mentira. Porque ni mucho menos.

Tanto es así que el importante lobby antipiratería Business Software Alliance, mismamente, nos rebaja en el ranking al puesto número… 79!! Pero no queda ahí la cosa, ya que otro grupo que tal baila, la International Intellectual Property Alliance, nos dice que de las supuestas tasas del 95% que nos dicen nuestros compatriotas de Promusicae, nada de nada. Que con un 20% vamos que chutamos. Mentiras, y gordas (como la cultural peli de Sinde).

En cualquier caso, en lo tocante a nuestro cine, ¿afectaría en algo que estas mentiras fueran verdad? Yo creo que no. Hay estudios que aseguran que la gente no lo ve ni gratis. Pero es más, ¿realmente es el problema de las descargas un asunto preocupante a medio y largo plazo? Pues también la realidad parece obcecarse en negar la mayor. Cada vez somos menos los que dedicamos tiempo a descargar archivos y cada vez más los que demandan contenido de buena calidad y en streaming. Por ahí van los tiros y por ahí deberían empezar a abrirse las nuevas líneas de negocio (ya hemos hablado de algunas) que, en lo relativo a la música (y ya en muchos países también con el cine), ya están demostrando su utilidad a la hora de monetarizar el trabajo de los autores. Véase si no, este interesantísimo gráfico:

SINDE DIXIT

Posted in Derechos de autor with tags on enero 27, 2011 by JJMercado

Menos mal que al final ha dicho ella lo que desde hace tiempo venimos diciendo muchos…

DE LA IGLESIA Y SU MUTIS POR EL FORO

Posted in Derechos de autor, Noticias de cine with tags , on enero 26, 2011 by JJMercado

Que no estaba muerta, que no… La Ley Sinde vuelve como sólo pueden volver este tipo de cosas. Llenas de la inmundicia propia de quienes se encargan de llevarlas a cabo. Porque inmundos son los que se sacaron el maldito texto de la manga, pero más aún quienes se llenaron la boca de críticas absurdas para ganarse el aplauso del personal y ahora, a cambio de unas ridículas modificaciones, se han decidido a estrechar la mano de quienes ayer eran poco más que demonios. Mala, pues, es la Sinde y su PSOE. Pero peor aún es gente como el popular José María Lasalle (que presumiblemente se paseará por los pasillos del poder en poco tiempo). ¿Son conscientes quienes se llenan la boca con la palabra “consenso” de que nada bueno puede salir de un acuerdo entre los dos únicos partidos con aspiraciones serias de mandar?

Como resultado del pacto, Álex de la Iglesia dice que después de la gala de los Goya, dimite porque no esta ley no es capaz de convencer ni a los creadores ni a los internautas. Pese a la ovación general que el director ha recibido en toda clase de foros, no termino de ver clara su postura. Si esta nueva propuesta le parece mala, es de presumir que la Lay 100% Sinde le parecía incluso un poco peor luego, ¿por qué no dimitió entonces? Dice, y es verdad, que ha hablado con mucha gente representativa de los dos bandos (ficticios y nada claros) presumiblemente enfrentados. Bien, y después de tanto hablar, ¿cuál era su propuesta?, ¿se la ha hecho saber a la Ministra?

No son preguntas irónicas (si ese fuera el camino, realmente se me ocurren preguntas muchísimo más crueles que podrían perfectamente hacerse…). Reconozco que la buena opinión que de él tiene gente como Enrique Dans o David Bravo me hace confiar en su honestidad. Pero las buenas intenciones, por suerte o por desgracia, no valen de nada y cuando uno ocupa el cargo de Presidente de la Academia de Cine se supone que debe hacer algo más que sacar a Almodóvar a saludar desde la gala de los Goya o conseguir que se paseen por aquí Bardem y Penélope, haciéndonos el favor de su vida. El cáncer del cine español debe tener otras curas y el bueno de Álex no ha sabido acertar con ninguna.

En cualquier caso, parece que su decisión es firme, lo que es de alabar. Siempre la dimisión de un cargo público es una buena noticia, aún a costa de que la probable sucesora (¿Bollaín?) sea un desastre.

LA PIRATA SINDE RESPONDE (Y HACE EL RIDÍCULO)

Posted in Derechos de autor, Noticias de cine with tags , on enero 18, 2011 by JJMercado

La Ministra Pirata, alias la Sinde, ha dado muestras de vida. Desde su escondite ha remitido a El País un artículo en el que trata de defender su papel de representante del submundo de la kultura. Desde luego es un puesto con muchos candidatos y una no puede dormirse en los laureles demasiado tiempo.

En el artículo no dice nada nuevo. Lo empieza citando, en castellano antiguo, viejas tretas administrativas referenciadas al Quijote; se mantiene en sostener que los usuarios de internet tienen como enemigo a la kultura, en general; dice además que esos usuarios suelen llevar una vida triste y que esa es la razón para que se lancen a navegar por internet, en busca de una pizca de ilusión, aún virtual, con el que hacer más llevadera su existencia; y termina advirtiéndonos de los peligros futuros en base a catástrofes pasadas, poniendo como ejemplo al pobre Méliés.

De todo esto pueden sacarse conclusiones claras. Por ejemplo: que la pobrecita es una cursi redomada, que no entiende ni una pizca del problema al que se enfrenta, que es poseedora de una vanidad y un narcisismo casi inalcanzable (cabe recordar que la co-autora de “Mentiras y gordas” se subvenciona a sí misma) y que no le falta el valor que suele dar el desconocimiento.

Porque solo así se entiende que, entre todos los ejemplos que podría haber elegido para maldefender su causa, haya elegido hablar de “lo lamentable que sería que los Méliès de hoy fueran erradicados de la Tierra como lo fue el gran cineasta francés cuando gigantes como Edison lo llevaron a la ruina imponiendo un modelo de negocio que llevaba anejo un modelo narrativo, estético e ideológico único. (Porque) Como no estemos muy atentos, eso es exactamente lo que ocurrirá con la cultura”.

Esto está muy bien para calentar a los burritos con quien está acostumbrada a tratar, la Ministra. Pero de nada le vale con quien conozca mínimamente la historia: es verdad que el bueno de Méliés terminó arruinado por el malvado “gigante” Edison. Lo que no explica la Sinde es que la causa del “gigantesco” crecimiento del inventor se debió a que, gracias al estimable apoyo del gobierno americano y las patentes que le hacían único propietario del kinetoscopio y el vitascope, pudo hacer que la Oficina de Patentes se dedicasen a perseguir policialmente (a menudo a punta de pistola) a todos aquellos que tratasen de entrar en la industria del cine sin contar con el correspondiente certificado de permiso. Precisamente eso fue lo que llevó a la ruina a muchos como el francés y lo que obligó a muchos otros (Lasky, B. de Mille, Goldwyn…) a huir hacia el oeste, lejos del largo brazo policial neoyorkino. Más concretamente, a un lugar inhóspito llamado Hollywood.

Lo demás, ya lo ha contestado estupendamente Enrique Dans en su blog.

LA PIRATA SINDE NOS QUIERE METER MIEDO

Posted in Derechos de autor with tags on enero 13, 2011 by JJMercado

Amador Fernández-Savater, coeditor de Acuarela Libros, fue invitado a cenar el pasado viernes, junto con otra serie de invitados (Ález de la Iglesia, Ouka Lele, Juan Diego Botto (¿?), Muñoz Molina…) a una cena con la Ministra Pirata a fin de tratar el tema de las descargas. Ayer, en su blog, contó cómo transcurrió la cena en un post que merece la pena leer para conocer cómo se vive el estado de la cuestión en las “altas esferas” y el oscuro futuro que nos espera (primero, por su totalitaria ideología; segundo, y quizá más importante, por la asfixiante presión que está ejerciendo sobre el Gobierno la administración obamita).

Copio y pego algunos fragmentos pero, insisto, el artículo completo no tiene desperdicio:

Quizá haya por ahí algún morboso preguntándose qué nos dieron para cenar. Yo se lo cuento, no hay problema, es muy sencillo. Fue plato único: miedo. El miedo lo impregnaba todo. Miedo al presente, miedo al porvenir, miedo a la gente (sobre todo a la gente joven), miedo a la rebelión de los públicos, miedo a la Red.

Si yo me atocino la tarde del domingo con mi novia en el cine viendo una peli cualquiera, estoy valorando la cultura porque pago por ella. Y si me paso dos semanas traduciendo y subtitulando mi serie preferida para compartirla en la Red, no soy más que un despreciable consumidor parásito que está hundiendo la cultura. Es increíble, ¿no? Pues la Red está hecha de un millón de esos gestos desinteresados.

Creo que lo más valioso del movimiento por una cultura libre no es que proponga soluciones (aunque se están experimentando muchas, como Creative Commons), sino que plantea unas nuevas bases donde algunas buenas respuestas pueden llegar a tener lugar. Una revolución mental que nos saque fuera del callejón sin salida, otro cerebro. Que no confunda a los creadores ni a la cultura con la industria cultural, que no confunda los problemas del star-system con los del conjunto de los trabajadores de la cultura, que no confunda el intercambio en la Red con la piratería, etc.

Durante toda la reunión, no pude sacarme de la cabeza las imágenes de la película El hundimiento: encerrados en un búnker, sin ver ni querer ver el afuera, delirando planes inaplicables para ganar la guerra, atados unos a otros por fidelidades torpes, muertos de miedo porque el fin se acerca, viendo enemigos y traidores por todos lados, sin atreverse a cuestionar las ideas que les arrastran al abismo, temerosos de los bárbaros que están a punto de llegar… ¡Pero es que el búnker ni siquiera existe! Los “bárbaros” ya están dentro.