LA GENTE DEL CINE TIEMBLA (Y CON RAZÓN)

Ya empiezan a verle las orejas al lobo. La industria cinematográfica europea y, más concretamente, la española está temblando. Al final, el tsunami de la crisis va a terminar arrastrándolos a ellos también, llevándose por delante las casas donde hasta ahora se hallaban escondidos. Porque no es normal que, pese a como está el tema, el número de películas siga creciendo imparablemente desde hace años.

Y el modelo de negocio de la producción en España –y de los países que compartan su patrón- no es que vaya a terminar viéndose afectado. Es que directamente va a sucumbir para siempre, produciéndose una limpia colosal de aquí a dos años de decenas y decenas (por no decir cientos) de productoras que han nacido prácticamente muertas.

Porque poco se puede esperar de un negocio que nace con la intención de llevar a cabo un estreno cada dos años y financiarlo mayoritariamente mediante subvenciones a conseguir solos o en compañía de otras productoras (con las que llegar a un acuerdo cimentado en repartirse las labores de recaudar a su vez más subvenciones). Con ello sólo consiguen gastar tiempo, presupuestos escasos y mal elaborados (pensados únicamente en levantar la producción propiamente dicha de la película), poner todos los huevos en una cesta que se jugará el destino en un solo fin de semana y que les supondrá, en el mejor de los escenarios, recuperar la inversión realizada. Si ya este modelo no tiene esperanza de vida alguna, ¿alguien se imagina si encima la crisis supone un recorte del gasto público destinado a sus ayudas? Pues eso, la muerte.

Así que ahora andan todos de los nervios con el primer meneo fuerte que parece que van a sufrir: la reducción de ayudas del plan europeo Media. Y no piense nadie que la solución pasa por replantearse el negocio. No. Ni mucho menos. Lo que se les ha ocurrido es… firmar inmediatamente un manifiesto para ser recibidos en los enmoquetados salones de Bruselas.

Entre los firmantes, por cierto, están Almodovar o Haneke. ¿Alguien cree de verdad que estos tipos no podrían encontrar financiación privada para realizar sus películas? Cuánta cara dura y cuánto se merecen el tortazo que les viene…

Anuncios

2 comentarios to “LA GENTE DEL CINE TIEMBLA (Y CON RAZÓN)”

  1. alberto.djusto Says:

    Estamos asistiendo a momentos de cambio muy importantes en muchos mercados. Finalmente los nuevos tiempos están aquí pero casi nadie sabe adaptarse. Mucho vendedor de velas tapando el sol veo yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: