DE UNA SERIE ESPAÑOLA Y EL LÍO DE BISBAL

Voy a hacer hoy dos recomendaciones. La primera, aunque menos importante, es (nunca pensé que lo haría) sobre una serie española. No, no se trata de El barco o de una miniserie dedicada a la hermana del primo de la hija del Rey. La que vengo a recomendar es una cosa extraña, a medio camino entre una teleserie y Mi cámara y yo. Se llama Qué fue de Jorge Sanz, la emitió Canal + hace no mucho y está escrita y dirigida por David Trueba. La trama se centra en el propio Jorge Sanz haciendo de sí mismo. Más bien riéndose de sí mismo, de su pasado exitoso y su discreto presente. Así, le podemos ver enfrentándose a antiguos fans que le echan en cara el paso del tiempo, el triunfo olvidado o la necesidad de buscar trabajo. Todo ello mientras se va relacionando con colegas de profesión con los que queda a hacer deporte o jugar al póker. Una serie divertida, entretenida y con cierto toque de ligereza que nos hace sospechar que ha sido rodada un poco a bote pronto, sin muchas tomas y con no muchos cuidados estéticos, lo cual, pese a que no lo parezca, se agradece mucho.

La segunda recomendación, mucho más seria, sería el recapacitar acerca de las publicaciones en redes sociales. Sin duda, las mismas nos han proporcionado a todos un nuevo medio de expresión que muchos usan de un modo indiscriminado y absurdo dando rienda suelta a un narcisismo francamente preocupante. Yo hace algunos meses me di cuenta y castigué a mi vanidad con no salir más a pasear por el Facebook, por ejemplo. Otros no es que no lo hagan, sino que obligan orgullosamente a los demás a comerse sus más disparatadas paridas. Y claro, cuando a uno no le conocen más que sus doscientos mil amigos del Facebook no pasa nada, pero si uno es un personaje público corre el riesgo de salir en los periódicos, como le ha ocurrido al bueno de Vigalondo (mañana hablaré de él) o, más divertidamente, al bueno de David Bisbal que, por aquello de mostrarse informado, dijo en su Twitter algo tan profundo como «Nunca se han visto las pirámides de Egipto tan poco transitadas, ojalá que pronto se acabe la revuelta». A raíz de lo cual se han desatado toda una suerte de comentarios sin desperdicio: “Bustamante: ¿Sabes que han tirado abajo el muro de Berlín? Bisbal: Qué cabrones los del Facebook, pobre Mago” «”Nunca había visto tanta gente fumando en la puerta de los bares, a ver si acaba la crisis para que puedan entrar a tomar algo”; “Me fui a Rusia y las montañas no eran tan divertidas”; “Vengo de ver la Capilla Sixtina. Para ser una tortuga ninja, Michelangelo era un pintor cojonudo”; “Me dice mi amigo Alejandro Sanz que va poca gente a las pirámides porque los piratas se las descargan ilegalmente”. En fin, que al menos se echa uno unas risas.

Anuncios

Una respuesta to “DE UNA SERIE ESPAÑOLA Y EL LÍO DE BISBAL”

  1. […] CONVENCE (Y MUCHO) Hace poco resalté por aquí la labor de la originalísima Qué fue de Jorge Sanz como excepción a la regla de lo chusco en el […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: