EL FUTURO INMEDIATO DEL CINE (EN CASA)

Donde hay vida hay esperanza y, pese a lo que pueda parecer, la industria del cine no está muerta. Y parece incluso dispuesta a  no dejarse matar, como hicieron sus colegas musicales. Así, viendo cómo eran cortadas las barbas de éstos, los peces gordos del cine han empezado a mover algunas piezas. La última, además, parece bastante interesante.

Es ya evidente que la gente no va al cine y que, por tanto, la industria no puede aspirar a vivir únicamente de los ingresos por taquilla. Asimismo, el dvd es una pieza a extinguir y ya nadie almacena cajas pudiendo guardar archivos en poderosísimos discos duros. Pero es que hay más, porque, en breve, también esto resultará ineficiente pudiendo disponer de los mismos contenidos sin necesidad de almacenar ninguna información. Simplemente (como ya se está haciendo de manera creciente), se accederá a ellos a través de la red, bien a través del ordenador, bien (fundamentalmente) a través de la propia televisión. Ahí están los éxitos como Netflix o Tivo, fenómenos imparables en EEUU.

Así las cosas, los magnates de las grandes mayers americanas, han decidido a dar un paso al frente abrazando un “mismo” modelo de negocio pese a estar divididas en dos bandos, cada uno con su propia plataforma. Por un lado, tendríamos la llamada Ultraviolet, agrupadora de los grandes gigantes: Sony, Fox, Paramount, NBC/Universal y Warner. Por otro, tendríamos Keychest, la propuesta alternativa de Disney, apoyada por Apple, Amazon o Google, entre otros. Simplificando, podríamos decir que la filosofía de ambas es común: dejarían de vendernos copias de películas, para hacer lo propio con la licencia del visionado de la misma, pudiendo después nosotros elegir dónde y cómo disfrutar de la película en cuestión, a la que podremos acceder desde cualquier terminal tecnológico con acceso a internet y metiendo la clave que nos identifique como propietarios. A partir de ahí, vendrían las diferencias (cuyo estudio nos podría hacer concluir que la segunda opción sería mucho menos restrictiva que la primera, que nos limitaría tanto el número de copias que uno podría compartir de la película que posee como los dispositivos a través de los cuales acceder a ella).

Pese a que no hay mucha información relativa a los precios, parece que ambas plataformas estarán en la red en un espacio breve de tiempo. Sólo entonces podremos valorar en detalle. En cualquier caso, es un paso importante y, desde luego, en la buena dirección.

Anuncios

Una respuesta to “EL FUTURO INMEDIATO DEL CINE (EN CASA)”

  1. […] los tiros y por ahí deberían empezar a abrirse las nuevas líneas de negocio (ya hemos hablado de algunas) que, en lo relativo a la música (y ya en muchos países también con el cine), ya están […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: