UN OLVIDO DELATOR

El pasado sábado día 4 tuvo lugar en Tallin la gala de la European Film Academy. Nada bueno puede decirse de ella. Primero, por concederle a The writer, de Polanski, las dos orejas y el rabo (a mi entender, el director polaco no supo sacarle ni mucho menos el partido que tenía a un toro bien hecho y encastado como el thriller político que escribiera Robert Harris). Y segundo, y mucho más importante, por haber caído en el mayor de los ridículos al no saber recordar entre sus caídos –como sí se hizo con Mario Monicelli y Claude Chabrol- a Luis García Berlanga. Pocos nombres podrán enumerarse de su altura e importancia y, desde luego, de entre esos pocos, ninguno de los que sí se acordaron.

Con ambos gestos –mucho más con el segundo que con el primero, sin duda- la academia se retrata/delata. Menos mal que a Berlanga, de enterarse, se la hubiera traido floja, claro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: